Youtube Instagram Twitter  
     

APOSTILLAS PARLAMENTARIAS

Italia e Israel: la extrema derecha llega al gobierno

por Lic. Hernán Aruj

Aumentar tamaño del texto Reducir tamaño del texto Restablecer tamaño del texto Tamaño del texto

A fines del primer trimestre de 2009, en Italia, el partido neofascista Alianza Nacional se incorporó al partido gobernante Forza Italia, de Silvio Berlusconi. En la misma fecha, pero en Israel, el partido ultranacionalista Yisrael Beiteinu fue incorporado a la coalición liderada por el Likud de Benjamin Netanyahu.

 

En ambos países, el sistema de gobierno es de tipo parlamentario. ¿Ha sido esta característica del sistema político lo que favoreció la llegada al poder de partidos marginales? No es común que esto suceda en los sistemas presidenciales, aunque quizá primero debamos considerar algunos datos.

 

Los sistemas parlamentarios se caracterizan porque el gobierno es designado por el Parlamento y responsable ante él. Usualmente, el presidente desempeña funciones protocolares, la jefatura del gobierno corresponde al primer ministro, que, si el gobierno pierde mayoría parlamentaria, puede conformar otra coalición o llamar a elecciones.

 

La formación de coaliciones entre distintos partidos es, entonces, esencial para el parlamentarismo. La mecánica de negociación depende de la conformación del sistema de partidos, que es a su vez el resultado de la interacción de las leyes electorales y la cultura política.

 

En Italia, las leyes electorales favorecieron la conformación de un sistema político pluralista y polarizado, con muchos partidos pequeños representados en el Parlamento. La reforma de 1993 instauró un reparto atenuado, que buscaba favorecer la competencia bipolar.

 

En Israel, por su parte, la cultura política ha llevado a una fuerte incidencia de los partidos políticos en la sociedad: publican periódicos, patrocinan actividades sociales, gestionan escuelas.

 

Cuanto más distribuidos estén los escaños entre partidos a causa del sistema electoral, y cuanto más se polaricen las tendencias debido a la cultura política de un país, el sistema de partidos contará con más unidades que no podrán formar gobierno por sí mismas. Aquí se abre el juego a la negociación y se fortalece el peso de partidos minoritarios, como sucedió en Italia e Israel.

 

Podemos concluir que en los sistemas parlamentarios de gobierno el reparto proporcional de los escaños y la inexistencia de segunda vuelta fortalecen la influencia de los partidos pequeños y, por ello, su posibilidad de incorporarse al gobierno.


Las opiniones vertidas en este artículo no representan necesariamente las del Círculo de Legisladores y del IEERI.

Sólo son responsabilidad del autor

 
 

ÚLTIMAS APOSTILLAS

30 años de la elección directa en el Parlamento Europeo

DICIEMBRE 2009


La internalización de las normas MERCOSUR: actuación del PARLASUR

SEPTIEMBRE 2009


La reforma a las leyes electorales

JULIO 2009


Información complementaria

Fundamentos de las Apostillas Parlamentarias

DESTACADOS



  Congreso CLNA
 

Instituto de Estudios Estratégicos y de Relaciones Internacionales

Bartolomé Mitre 2087 piso 1º - (C1039AAE) Ciudad Autónoma de Buenos Aires - Argentina

+54 11 4953-5996/7412 (interno 137) - ieeri@clna.com.ar - cmontana@clna.com.ar